lunes, 25 de mayo de 2009

25 de Mayo de 2003: NÉSTOR KIRCHNER PRESIDENTE




"NO DEJARÉ EN LA PUERTA DE LA CASA ROSADA MIS CONVICCIONES".


"Vengo a proponerles un sueño, que es la construcción de la verdad y la justicia; volver a tener una Argentina con todos y para todos".


"En nuestro proyecto ubicamos la idea de construir un capitalismo nacional, movilidad social ascendente, no cerrarse al mundo ni con un nacionalismo ultramontano sino con inteligencia, observación y compromiso con la nación".


"Reparar las desigualdades sociales, creando posibilidades, salud, vivienda, educación, basado en esfuerzo y trabajo de cada uno".


"Seguiremos siendo lo que siempre fuimos, hombres y mujeres comunes que quieren estar a la altura de las circunstancias, asumiendo con dedicación las responsabilidades que implican la representación del pueblo".


"Sabemos adónde vamos y adónde no queremos ir o volver".


"El pueblo marcó una fuerte opción de futuro por el cambio. La inmensa mayoría de los argentinos queremos lo mismo, aunque pensemos distinto. Nuestro pasado está pleno de fracasos, dolores y enfrentamientos".
"No debemos conformarnos con elegir un nuevo gobierno ni programas para obtener triunfo. Debemos cambiar el paradigma del éxito y el fracaso".


"Tendremos una conducta sin dobleces para impedir la pobreza cívica. Sólo cuando el gobierno se desentiende del pueblo, la sociedad empobrece moralmente", añadió.
"Hay que reconciliar política y gobierno con la sociedad, y nadie piense que las cosas van a cambiar de un día para otro".


"Queremos ser la generación de la movilidad y el cambio social y moral."