jueves, 8 de octubre de 2009



Sobre la marcha
Por Juan Sasturain

El que canta la marcha

canta un himno de victoria en tiempos de derrota,

un pasado en presente, un primer trabajador

ya retirado que combate a un capital

campeón e invicto.


Cuando cantamos la marcha

cantamos un pueblo unido hecho pedazos,

un triunfaremos con score a favor

que se dio vuelta,un grito de muchachos veteranos.


Cuando canto la marcha

voseo a un general que cuánto vale,

hablo de principios y me callo el final,

hago el coro con Hugo pero no cantoVolver,

de Gardel y Le Pera, ni

Nostalgias, de Cobián y Cadícamo.


Cuando canta la marcha, compañero,

levanta el brazo y grita con los dedos en ve,

desafía / desafina almismo tiempo, al mismo ritmo,

parado de puntísimas de pie

en un lugar de la historia

que no existe.
Porque todos sabemos que la marcha

-como todas las marchas, compañero-

ha sido hecha para caminar.