lunes, 24 de agosto de 2009

FELIPE VALLESE: UN GRITO QUE ESTREMECE







FELIPE VALLESE



El 23 de agosto de 1962 secuestraban al militante metalúrgico peronista. Fue el primer desaparecido en nuestra Patria y un símbolo de lucha gremial y política durante la Resistencia Peronista.
Sucedió en el barrio porteño de Flores y lo realizó un grupo de tareas, gérmen de lo que en la década del '70 sembró el terror en todo el país. Obrero metalúrgico, delegado de la fábrica TEA S.R.L. y militante de la Resistencia Peronista. En ese operativo también fueron detenidos el hermano mayor de Vallese, Ítalo, Francisco Sánchez, Osvaldo Abdala, Elba de la Peña, Rosa Salas, Mercedes Cerviño de Adaro, Felipe Vallese (h), el pequeño de tres años del sindicalista, y dos niñas de ocho y diez años, hijas de Rosa.Según contaron después, en medio de las torturas, la pregunta reiterada era: “¿Dónde está Rearte?”. Querían saber del dirigente de la Juventud Peronista Alberto Rearte. A pesar de las torturas logró, a través de un preso, pasar un paquete de cigarrillos con su nombre, el teléfono de la UOM y el de su fábrica, TEA. El abogado del gremio metalúrgico, Fernando Torres, presentó un hábeas corpus pidiendo el allanamiento de la subcomisaría. Nunca se obtuvo una respuesta y nunca más se supo de él. Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde escribieron "Felipe Vallese-Proceso al sistema", patrocinado por la Unión Obrera Metalúrgica y publicado en agosto de 1965. El pueblo peronista lo tomó como bandera de lucha: “Un grito que estremece, Vallese no aparece”.
COMPAÑERO FELIPE VALLESE ¡PRESENTE!